NOTICIAS Y BLOG

10 cosas sobre Inteligencia Artificial

10 cosas que debes saber de la Inteligencia Artificial

Desde el comienzo de la computación científicos y programadores han tratado de construir algo que piense como un ser humano. Con el objetivo de delegar ciertos procesos racionales a una cierta automatización, las redes y los algoritmos han sido mejorados desde el comienzo hasta hacer complejos proyectos de autoaprendizaje, visión y racionamiento que actualmente son la base de lo que denominamos como Inteligencia Artificial (IA).

Lo que alguna vez fue un tema netamente de ciencia ficción, hoy por hoy lo comenzamos a ver cristalizado en el mundo real (el que es de ladrillo). Así como Solutecia, hay muchas otras compañías que han sido fundadas en los últimos años como startups basadas en tecnologías de Inteligencia Artificial. Y las grandes y clásicas compañías ya están haciendo la conversión también.

Mientras que el mercado de la IA está creciendo rápidamente, la tecnología aún tiene sus desafíos, como por ejemplo, ser malinterpretada constantemente.

Para muchos de nosotros, al comienzo, asociamos a la Inteligencia Artificial con la robótica pensando que es lo mismo, pero eso es como confundir un cerebro con un brazo. Otra malinterpretación es la de creer que todo software aprende, sucede que existen sistemas de información que nunca van a aprender, puesto que no tienen IA.

Aquí explico 10 cosas que debes saber de la Inteligencia Artificial, (antes de hablar de ella).

1. Ya estás usando IA.

Sí, aunque parezca inclreíble, ya la estas usando. Desde hace décadas se viene usando en el correo electrónico (de cualquier compañía). Y en muchas otras tecnologías que ya vienes usando en tu PC, dispositivo móvil y por supuesto, en Internet.  Quieres conocer las otras tecnologías que estás usando? Aquí está un breve listado. En pocas palabras: No algo del futuro, es algo de la actualidad y del pasado.

2. La humanidad ha soñado con la IA desde hace miles de años.

El hecho de que en la mitología Griega existiera un autómata construido por el hombre con objetivos preestablecidos (Talos), nos dá una clara idea de que la ciencia ficción alguna vez fue religión y hoy por hoy se está convirtiendo en tecnología.

Por su parte la literatura ha dado un gran aporte al fortalecimiento e iniciativa de las juventudes, que décadas posteriores se convertirían en ingenieros, programadores y científicos que buscarían en medio de sus historias infantiles, la manera técnica y científica de llevarlo a cabo. Por lo tanto, la IA es el resultado de la imaginación humana, y como tal, siempre hay alguien que visualiza (soñadores) y alguien que tratará de llevarlo a la realidad (constructores).

3. Alan Turing e Isaac Asimov son la mayor influencia del tema.

Ambos científicos, el primero matemático y el segundo novelista; son las personas que más han influenciado en el tema de la Inteligencia Artificial en los últimos 65 años. Siendo contemporáneos, es difícil deducir que tanto fue la influencia entre ambos, pero si podemos saber la que ha tenido entre todos nosotros.  Desde la concepción de una máquina programable (Alan Turing), hasta las leyes de la robótica (Isaac Asimov), nos hemos visto envueltos en entre la realidad y la ficción en una brecha que cada vez se va cerrando más y más. Entonces, lo que vemos hoy es simplemente el vórtice de unión inminente entre las dos corrientes: ciencia y ficción.

4. El término nacio en 1956.

Se dio el término "inteligencia artificial" por primera vez en Dartmouth durante una conferencia convocada por McCarthy, a la cual asistieron, entre otros, Minsky, Newell y Simon. En esta conferencia se hicieron previsiones triunfalistas a diez años que jamás se cumplieron, lo que provocó el abandono casi total de las investigaciones durante quince años.

5. La inteligencia Artificial está pensada para resolver problemas e incertidumbre.

Una de las grandes confusiones que genera la Inteligencia Artificial es acerca de su habilidad para "hacer cosas", pero en realidad la IA, lo que realmente busca es resolver problemas, en lugar de ejecutar acciones.  Y cuando hablamos de resolver problemas, implica la necesidad de capturar datos, identificarlos, clasificarlos y detectar patrones que nos permitan obtener una respuesta.  La confusión nace cuando la IA es implementada en máquinas autónomas y robots, en donde la respuesta que se esperaba de la IA ejecuta un circuito para manipular objetos... esto ya es parte de la intención para lo que se construye la máquina. Una mejor analogía es considerar que la Inteligencia Artificial es un maestro en panadería y las máquinas o robots son la Panadería.

6. La Inteligencia Artificial, no siempre habla.

Otro gran mito se refiere a la innerente creencia de que algo que tenga Inteligencia Artificial debe hablar... y comunicarse con nosotros. Es genial cuando esto está incorporado, pero no es un requerimiento para que un sistema cuente con IA.  La habilidad de hablar no es un prerrequisito de la IA, mas bién, es una funcionalidad extra. Hay muchos algoritmos que tienen destrezas Inteligentes (con capacidad de aprender y evolucionar) y asún así, no entienden una sola palabra del lenguaje hablado.

7. Una cosa es Automatización y otra muy diferente es Inteligencia Artificial.

Para ilustrar este punto, podemos dar el ejemplo más básico de todos: Caminar. Para caminar no hay que pensar cada paso, ni analizar la fuerza, dirección, arco y velocidad de cada movimiento de la pierna, rodilla, tobillo y pie.  Es algo que hacemos automático. En cambio, el planear la ruta de destino, acondicionar las condiciones para el desplazmiento: vestuario, calzado, tráfico, clima, otros transeuntes, etc. Para esta planificación hay datos que recaudar y respuestas que contestar... y si no hay suficientes datos, entonces hay congeturas que se pueden extrapolar de experiencias anteriores. Todo esto significa que hay un análisis inteligente.

8. Hay muchas tecnologías asociadas a la Inteligencia Artificial.

No solamente la Inteligencia Artificial se hace con software, también hay varias tecnologías electrónicas que buscan desarrollar destrezas inteligentes. Una de las maravillas tecnológicas de la electrónica son los procesadores de computación (CPU), ese pequeño chip que se encuentra en casi cualquier dispositivo digital que usamos para trabajar, estudiar o comunicarnos, aún así, al versatilidad de cómputo de estos dispositivos no los convierte en dispositivos de Inteligencia Artificial.  Entre las tecnologías de software que están asociadas a la Inteligencia Artificial están las redes neuronales, sistemas expertos, redes bayesianas, lógica difusa, aprendizaje autónomo de las máquinas, agentes racionales, aprendizaje profundo y mucho más.

9. Un sólo algoritmo de Inteligencia Artificial no va a comportarse como un ser humano.

Aunque la ciencia ficción nos ha prometido en cientos de historias, que un software o un androide con Inteligencia Artificial se va a comportar como un ser humano y generará todo un drama de relaciones conflictivas humano - máquina, realmente la Inteligencia Artificial se comporta y comportará más como una herramienta de extensión a trabajos intelectuales del ser humano.  Nuestro temor a que generen una especie de revolución donde salgamos perdiendo, es más un reflejo de nuestra manera de pensar y nuestros miedos, que realmente el desempeño y utilidad de la Inteligencia Artificial.  Por otro lado, si llegara a convertirse en una super inteligencia, su lógica, su razonamiento y su destreza le conducirán a un comportamiento distante para con nosotros, en lugar de conflictivo.

10. La Inteligencia Artificial no quita empleos, los especializa.

Argumentar que la IA va a quitar una gran cantidad de empleos, es equivalente al momento de la revolución industrial con las máquinas a vapor, que reemplazó el esfuerzo de muchos hombres en labores mecánicas exahustivas. Ahora ocurre lo mismo.  El correo electrónico no ha reemplazado a los carteros, más bien, los ha especializado (y me refiero al correo electrónico, puesto que es un software que usa Inteligencia Artificial, para filtrar el spam y clasificarlo). Nuestras labores intelectuales también requieren especialización, así como nuestras labores manuales. El que haya empezado una era donde hay una herramienta para manejar el conocimiento, implicará indiscutiblemente, que deberemos especializar nuestras habilidades intelectuales (ver también: Carreras del futuro relacionadas a Inteligencia Artificial).  Algún día un escritor humano, será un lujo o un arte que será muy bien pago, muy por encima de un escritor inteligente artificial.  Nuestra naturaleza humana nos permitirá plasmar en la experiencia y el conocimiento aquellos elementos que las máquinas no podrán aportar, simular o especular, puesto que no cuentan con las características innerentes a nuestra existencia misma.

Iván Javier Londoño Rueda
Gerente de Proyectos Solutecia sas